Un anciano camina por la estación. Lleva un bastón sobresaliendo de su maleta. Es el hombre que preguntó justo delante de mí en la ventanilla de Información.

El camarero que me sirve un café con leche en la cafetería lleva pinzada en su camisa una plaquita con su nombre: Sr. REBOLLO. También vende donuts.

Sale de la cafetería una MILF. Se parece a una friqui de la televisión.

Un anciano juega a la máquina tragaperras de la cafetería. Es una máquina con ambientación cabaretera, caricaturas de chicas y luces rojas. El viejo no para de introducir monedas pequeñas y sucias. Incluso va a por cambio varias veces. Como el anciano perdido del bastón, este también lleva una maleta pero es de plástico.

Frente a la puerta de la cafetería, fuera, hay reencuentros de jóvenes gordas con chicos tímidos.

Anuncios